15.9 C
Linares
InicioUncategorizedHospital de Talca: de guaguas a cadáveres cambiados

Hospital de Talca: de guaguas a cadáveres cambiados

¿Qué ocurrió y cuándo?

Fue el 14 de septiembre de 2005 cuando quedó a descubierto el denominado Caso Guaguas Cambiadas en el hospital de Talca, cuando Lucy Soto y Cecilia Castro, la primera oriunda de San Rafael y la segunda domiciliada en Talca, recibieron cada una el bebé de la otra. Aunque en el centro asistencial hubo sospechas e incluso ante la posterior denuncia de Lucy Soto se limitaron a hacerle un examen de sangre, los hechos solo quedaron al descubierto tras un peritaje de ADN y la posterior notificación a las familias.

¿Cómo se resolvió?

Las familias llegaron a un acuerdo extrajudicial y realizaron un intercambio de los bebés, llegando incluso a celebrar cumpleaños en conjunto. Con el paso del tiempo, ambas familias se separaron y retomaron sus vidas, al igual que los niños.

¿Las familias tuvieron compensación económica?

En materia civil, Lucy Soto llegó a un acuerdo con el Servicio de Salud del Maule (SSM) y y recibió una indemnización de 35 millones de pesos. Por el contrario, Cecilia Castro y su esposo, junto a otros dos familiares, presentaron una demanda exigiendo 200 millones como indemnización por daño moral. La sentencia se conoció el año 2011, cuando el Segundo Juzgado de Letras de Talca acogió la demanda y otorgó 60 millones a cada uno de los cuatro demandantes.

¿Y qué pasó con la justicia penal?

En materia penal, la fiscalía de Talca investigó los hechos y llevó a juicio a cuatro imputados: el doctor, Juan Enrique Leiva; la matrona, Patricia Quiñones; y la paramédico, Ana Méndez. En el primer juicio, el Tribunal Oral de Talca dictó sentencia absolutoria, pero tanto el fallo como el juicio fueron anulados por la Corte de Apelaciones de Talca. En el segundo juicio, el mismo tribunal –con otros jueces- condenó solo a la paramédico, Ana Méndez, como responsable del delito de sustitución de un niño por otro, en concreto, por haber cortado los brazaletes originales, elaborar nuevos y volver a instalarlos en forma errónea. En el caso de Leiva y Quiñones, ambos fueron acusados y absueltos por supuesta falsificación de la ficha clínica.

 

- Publicidad -
Mantente Informado
3,107FansMe gusta
- Publicidad -
Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here